El primer relato de detrás de la barda es de un estudiante que sus amigos le decían el morgan es de un muchacho que solo tiene un solo ojo por lo tanto le decían cíclope pero no le funciono y le pusieron el morga pero una vez le salvo la vida a su maestra de ingles por que se estaba ahogando con su comida y le dio primeros auxilios gracias a unas clases que tomo el morgan en la cruz roja, la maestra le regalo un regalo después de salvarla.